Transformación de Malasia: Un ejemplo para el mundo

By 26 26UTC noviembre 26UTC 2014eventos

El país ubicado en el corazón del Sudeste Asiático está entre los 20 más competitivos del mundo. Se trata de un destino que hace soñar a muchos empresarios alrededor del globo. Pero, ¿cómo ha logrado Malasia obtener tal posición? Una serie de reformas estructurales en lo político, económico y social parecen ser la clave tras el éxito del país asiático.

Noviembre 2014. Bajo esta premisa, la embajada de Malasia junto con la Fundación Chilena del Pacífico, llevaron a cabo un desayuno de alto nivel, donde se expusieron las reformas que ese país ha implementado durante los últimos años, y que le han permitido posicionarse como uno de los más competitivos.

El evento –que tuvo lugar en el salón Gallery del Santiago Marriot Hotel– contó con la presencia del Embajador Octavio Errázuriz, Consejero Honorario de la Fundación Chilena del Pacífico y quien, además, fue embajador en Malasia en los años 90; el Embajador de Malasia en Chile, Ganeson Sivagurunathan; el Director Ejecutivo de la Fundación Chilena del Pacífico, Manfred Wilhelmy; el jefe del Departamento de Instituciones Financieras Internacionales del Banco de Chile, Patricio Infante, además de empresarios, diplomáticos, académicos y profesionales del sector económico.

El Dr. Mohud Irwan Serigar Abdullah, Secretario General de Tesorería del Ministerio de Hacienda de Malasia, fue el encargado de explicar en detalle el proceso modernizador malayo, retratando con ejemplos prácticos el impacto que han tenido en la ciudadanía.

Serigar hizo un análisis respecto de la agenda de transformación del país, destacando los aspectos que lo erigen no solo como un destino atractivo para hacer negocios o ir de vacaciones, sino también como un ejemplo para la región. En este sentido, se destacó la existencia del programa “1Malaysia” que enfatiza la armonía étnica, unidad nacional y la gobernabilidad eficiente.

En esa línea, y con respecto a los ilícitos, el Doctor explicó que “usamos la Estrategia de Océanos Azules para luchar contra la delincuencia. En los 70, la policía con las FF.AA. no se entendían, pero ahora están trabajando juntos y eso ha sido muy positivo”.

De igual forma, el país ha trabajado en mejorar la calidad de vida de los grupos más vulnerables, entregándole un pago en efectivo de 500 ringgit (unos 150 dólares) a los hogares con ingresos mensuales inferiores a 3 mil ringgit. “A los más necesitados debemos ayudarlos hasta que puedan aumentar sus ingresos, pero además también hemos tratado de aumentar la capacitación para las personas que se encuentren en este segmento con el objetivo de entregarles herramientas de trabajo”, señaló el experto.

En materia económica, el Dr. Serigar comentó que “hay bastante actividad en el ámbito de la construcción, ya que se ha promovido un aumento en las obras de infraestructura, incluyendo un ferrocarril de alta velocidad”. Destacó, además, que “si bien en el ranking mundial estamos ubicados en el vigésimo lugar, tenemos que ser más competitivos para atraer mayor inversión extranjera”.

Junto a esto, la autoridad de Malasia destacó el trabajo de los centros de transformación social que han revolucionado la forma en que los ciudadanos realizan sus trámites, acuden a atención médica primaria y hasta comparten en familia. “Los Centros de Transformación son sitios para poner en práctica iniciativas integradas, que ha sido introducidas por el Gobierno Nacional en el marco de la Estrategia Océano Azul. Estas iniciativas reúnen, por ejemplo, centros de atención médica abiertos los 7 días de la semana, más de 70 agencias u organizaciones que entregan distintos servicios, librerías, almacenes. Finalmente, son centros de reunión con bajísimos costos. Incluso el Banco Mundial está haciendo estudio al respecto”.

Todos estos factores han permitido a Malasia mejorar en diferentes ranking globales. Por ejemplo, según el World Investment Report de UNCTAD 2014, el país está clasificado en el séptimo lugar de los mayores receptores de Inversión Extranjera Directa en Asia, por sobre Corea del Sur, Vietnam y Taiwán, mientras que en el World Bank Business Report del presente año, Malasia ocupa el lugar 18° lugar.

Avances importantes para un país que muestra una de las economías más sólidas del planeta, pero que no se aleja del espíritu de trabajo promulgado por el gobierno a través de iniciativas que promueven la creatividad y emprendimiento. “No quiero que la cultura de utilidades y competencia llegue a mi país. Queremos una cultura que inspire, en la que se gane dinero pero que, a la vez, también se devuelva. Y eso es lo que buscamos con centros de transformación como MaGIC”.

Es por eso que Malasia se encuentra en conversaciones con Start-Up Chile de manera tal de crear un convenio de cooperación para intercambiar experiencias y, en la medida de lo posible, trabajar este mismo concepto en Chile.