¿Cuán integrado está Chile a las Cadenas Globales de Valor (CGVs)?

By 08 08UTC septiembre 08UTC 2017eventos

Las cadenas globales de valor (CGV) han pasado a ser reconocidas como una de las principales características del comercio mundial, donde el proceso de producción de bienes se lleva a cabo de manera creciente en aquellas locaciones donde existan las habilidades y materiales necesarios para realizar dicho proceso a un costo y calidad que sean competitivos. Su existencia hace necesario poner énfasis no solo en los flujos de bienes finales, sino que también en los flujos de bienes y servicios intermedios entre países e industrias, que van agregando valor a lo largo de la respectiva cadena de producción.

A modo de ilustración, el caso más citado es el de la producción del iPod[1], que muestra que de los USD 144 del precio de fábrica, menos del 10% corresponde a la contribución de valor agregado de China por el armado, mientras que la mayor contribución de valor agregado corresponde a las partes y piezas importadas desde Japón y, en menor medida, de Corea y Estados Unidos. Asimismo, las CGVs también afectan la forma de medir la balanza comercial entre los países, ya que, según la Organización Mundial de Comercio (OMC), al medir el intercambio en valor agregado se habría observado un déficit en la balanza comercial entre Estados Unidos y China de hasta un 40% menor al medido en la forma tradicional.

 

Indice de Participación en las CGVs

Para medir el grado de integración de una economía a las CGVs se puede hacer uso de los indicadores de comercio en valor agregado de la base de datos TiVA (Trade in Value Added) de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la OMC.

Esta permite construir un Índice de Participación en las CGVs para el período 1995-2011 y medir dos dimensiones de esta integración: (1) aquélla a través de la cual una economía importa valor agregado, a través de bienes intermedios, para luego exportar otros bienes y servicios, y (2) la que refleja un aporte de valor agregado a nivel doméstico en los insumos que la misma economía exporta.

Vista de esta manera, la integración en las cadenas globales de valor está compuesta por una (1) participación posterior (backward participaction), por cuya vía se absorbe valor agregado de origen externo y (2) una participación hacia adelante (forward participation), a través de la exportación de valor agregado.

El Índice de Participación en las CGVs está compuesto por la suma de ambos componentes y se expresa como porcentaje de las exportaciones brutas de cada país.

 

Integración de Chile en las CGVs

Desde 1995, Chile ha presentado niveles crecientes de integración a las CGVs, pasando de 34% a 52% en 2011. Esta mayor integración se explica principalmente por el crecimiento en la participación hacia adelante (32% en 2011), acorde con su calidad de ser una economía exportadora de commodities con un alto grado de integración comercial con el mundo. Dichos commodities son exportados a terceras economías para su procesamiento en las etapas siguientes de la cadena de valor. Sin embargo, también ha sido relevante la integración posterior o hacia atrás (20% en 2011), dada la importancia de los bienesque fueron importados del exterior y que forman parte de las exportaciones.

 

A nivel de los países que integran la Alianza del Pacífico, Chile es el país que ha tenido el grado de integración más alto a las CGVs desde 2002, seguido por Perú, México y Colombia. Asimismo, al compararlo con el nivel de integración de las economías del Asía Pacífico al año 2011, nuestro país es superado sólo por Taiwán (68%), Corea y Singapur (ambos con 62%), Malasia (60%) y Tailandia (54%). El índice de integración de Chile para 2011 corresponde al mismo de Vietnam (52%), aún cuando la composición relativa de Vietnam difiere de la Chile, al explicarse principalmente por su integración hacia atrás (36%) y en menor grado por su integración hacia adelante (16%).

La tabla a continuación presenta la participación hacia adelante y posterior de Chile en las cadenas de valor de un grupo seleccionado de socios comerciales del Asia Pacífico. La participación hacia delante de Chile en las CG del Asia Pacifico en 2011 fue de 17,8% en total. A nivel de países, Chile en 2011 estuvo mayormente integrado hacia adelante con China y Corea, seguido por Japón y Taiwán y en menor medida con India, Tailandia y Australia. En cuanto a sectores, la mayor integración se dio en metales básicos y productos metálicos seguido muy de cerca por computación y electrónica. Luego siguen petróleo y productos químicos, vehículos motorizados y transporte y maquinaria y equipos. A nivel de servicios, la mayor integración se dio en el sector de servicios de transporte y almacenamiento, comercio retail y al por mayor y otros servicios a empresas.

La integración hacia atrás con las cadenas de valor del Asia Pacífico de Chile fue de 2,8% en total, donde tal como en el caso de la participación hacia adelante, la mayor integración fue con China, seguida más atrás por Japón, Australia y Corea del Sur. La Tabla también presenta la integración hacia atrás por sectores, pero para el mundo como socio comercial, ya que los datos no permiten acotar la muestra a los países del Asia Pacífico. La mayor integración hacia atrás se da en el sector petróleo y productos químicos, textiles y electricidad, gas y agua. A nivel de servicios, la mayor integración hacia atrás se da en los servicios de transporte y almacenamiento, construcción y hoteles y restaurantes.

El medir la integración a las CGV por medio del valor agregado permite[2]: i) tener una mejor idea del contenido efectivo de los patrones de comercio respecto de las medidas tradicionales, proveyendo nueva información sobre la posición efectiva de las balanzas comerciales entre países como el caso de China mencionado anteriormente, donde el uso de los indicadores tradicionales puede de hecho exagerar la importancia de los países que se encuentran al final de la cadena de valor; ii) informar de mejor manera los efectos de los cambios en los precios relativos por variaciones en el tipo de cambio, ya que dichos cambios tienen efectos asimétricos en los países que se encuentran hacia adelante o hacia atrás en la cadena de valor, de modo tal que existe un menor efecto en los países más dependientes de las CGV; iii) explicar la transmisión de shocks macroeconómicos, ya que permite identificar los distintos grados de interconexión entre las economías del mundo y iv) tener una medida de competitividad externa que es distinta al indicador de competitividad externa tradicional medido por el tipo de cambio real efectivo, ya que al incorporar el valor agregado se tiene una medida de competitividad externa basado en factores en vez de bienes finales.

La edición 2017 de Perfiles Económicos de la Fundación Chilena del Pacífico presentará en detalle la integración a las CGV para las economías del Asia Pacífico y de la Alianza del Pacífico como bloque, así como para sus países integrantes. Junto con lo anterior, se presentarán medidas de competitividad externa tradicionales por medio de la construcción de un índice de tipo de cambio real efectivo para la muestra de países del Asia Pacífico como socios comerciales y se comparan con medidas basadas en el comercio en valor agregado. Quedan todos invitados a revisar dicha publicación en unos meses más.

[1] Dedrick, J., K.L. Kraemer and G. Linden (2010). “Who profits from innovation in global value chains ?: a study of the iPod and notebook PCs”, Industrial and Corporate Change 19(1), 81-116.

[2] IMF (2013), Trade Interconnectedness—The World with Global Value Chains, SM/13/248, August 2013.